Blogia
LiteralMente

CAPRICHO DE ÁNGEL

CAPRICHO DE ÁNGEL

No se trata tal vez de valentía
no le temo a nada, bien lo sabes.
Será que no puedo dejar de mirarte
con la pérdida de tiempo que ello implica
que de todas maneras ocuparé si no te miro
en tratar de adivinar en qué estás ahora,
en este minuto, en este instante.
Así elijo seguir mirándote
todas las horas un rato
por otras ventanas en tanto me crecen alas
y espero otra consigna de lo alto,
mientras con sonrisa sulfilada en el rostro
te preguntas si es amor o mero capricho de ángel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres