Blogia
LiteralMente
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La voz de Borges

Poema de los dones Formato audio

Nadie rebaje a lágrima o reproche
Esta declaración de la maestría
De Dios, que con magnífica ironía
Me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
A unos ojos sin luz, que sólo pueden
Leer en las bibliotecas de los sueños
Los insensatos párrafos que ceden

Las albas a su afán. En vano el día
Les prodiga sus libros infinitos,
Arduos como los arduos manuscritos
Que perecieron en Alejandria.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
Muere un rey entre fuentes y jardines;
Yo fatigo sin rumbo los confines
De esa alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
Y el Occidente, siglos, dinastías,
Símbolos, cosmos y cosmogonías
Brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
Exploro con el báculo indeciso,
Yo, que me figuraba el Paraíso
Bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
Con la palabra azar, rige estas cosas;
Otro ya recibió en otras borrosas
Tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
Suelo sentir con vago horror sagrado
Que soy el otro, el muerto, que habrá dado
Los mismos pasos en los mismos días.

¿Cuál de los dos escribe este poema
De un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
Mundo que se deforma y que se apaga
En una pálida ceniza vaga
Que se parece al sueño y al olvido.

(De «El Hacedor»)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

xxx -

Este poema de Borges, o mejor, todos los poemas de Borges, con contadas excepciones, despiertan la misma sensación de complejidad: su fama contradice la dureza de sus poemas. Ciertamente lo viistó muy pocas veces la poesía. Disfrutemos su prosa.

eMe -

Obrigada, Baker, en realidad cuando asume estaba casi ciego y luego queda totalmente cegato como Groussac y creo que Mármol también, siguiendo una especie de tradición macabra.

Baker -

Ese poema es una especie de catarsis (literariamente exquisita) de cuando JL se quedó ciego y asumió la dirección de la Biblioteca Nacional (por cierto, una burla muy cruel del destino!)
Lindo el blog, besos´.

Candy Belen -

uh! que estricta!!!

eMe -

Esa de arriba era yo. Puse el nombre donde no debía. Evidentemente, es una poetisa de mucho mérito. A ver, pa que te des una idea, de 0 a 10 Góngora tiene 2 y Sor Juana 6.
Besotes.

Candy -

Buenoooo esteeee, tú sabes que quiero tanto a la colectividad mexicana...

Candy Belen -

eMe y que opinas de la poessia de Sor Juana Ines

Gracias por la correción, te mando besitos en los piecitos jeje

eMe -

Me parece que invertiste los adjetivos, gordo.
Peor es Neruda recitando.

Oz coleccionista -

Yo tengo alguno audiado de ese señor. Y de tu amado Cortázar también.

Oz apenado -

Me da una pena leer poemas de Borges... ¡tanta poesía y ni asomo de ritmo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres