Blogia
LiteralMente

El destino marcado

El destino marcado O al menos escrito, tenía mi amiga eFe. Acostumbraba todos los años a comprarse cuanto libro sobre Horóscopos hubiera en el mercado.


Comenzó por hacerse una fanática de la semántica de los signos zodiacales. En ese punto nuestra amistad empezaba a resquebrajarse. No había suceso, episodio o hasta frase que no tuviera una explicación astrológica. Entonces dejé de contarle cosas, me limitaba a escucharla y comprenderla. Tal vez la equivocada era yo y la vida era mucho más simple de lo que yo pensaba, sólo tenía que anticiparme y leer el horóscopo para tener una preparación adecuada. Con el tiempo, mi amiga se convirtió en una verdadera experta de la teoría de las estrellas fijas y las longitudes eclípticas, entonces nuestra amistad se terminó definitivamente.



No entendí nunca que tenía que ver todo eso con llevarse a mi marido.
De todos modos ese acontecimiento no figuraba en la carta natal que me regaló para mi cumpleaños.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

migel angel -

qiero saber sobre el amor como meva a ir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Manuela -

¿y no te avisó de lo que el futuro te preparaba antes de llevarse al maromo?
... Ten amigas para eso

Amanda -

Juas, qué hija de su madre!!
Cómo iba a figurar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres