Blogia
LiteralMente

El mangazo es argentino

El mangazo es argentino Este breve artículo es resultado del interrogante de nuestro benemérito dueño de casa, anfitrión, casero, encargado y afines, don Roberto Abizanda, a raíz de un post en el foro de Blogia, en donde quien suscribe utilizaba el término mangazo.
El mangazo el muy argentino, la gente te vive mangando en la calle, en el laburo, llegás a tu casa y te manguean tus hijos, tu mujer, tu suegra y hasta el perro.
El argentino no puede estar sin manguear.
Mangazo, manguear, son términos extraídos del
lunfardo.
*Puesta a releer esto que escribo, me digo que el mangazo no es argentino, mas bien porteño*
Pero qué es el lunfardo...
El lunfardo es el argot (slang), un sublenguaje popular de la calle. El lenguaje del porteño, del guapo, de la "Misteriosa Buenos Aires" de principios del siglo pasado. Así hablaba el compadrito y los pibes del barrio.
Por supuesto esta es una bitácora que pretende ser literaria y entonces quiere recrear al lector el típico ambiente lunfardo.
Para quien desee ahondar conocimientos he aquí una excelente compilación de recursos realizada por el ODP.

No prentendan ir hoy a Buenos Aires y que el changarín lo reciba hablando al "vesre" o con algún término lunfardo. Quedará quizá en algún bar una mesa perdida en donde se reúne la muchachada a jugar al tute, como testimonio viviente de lo que alguna vez, dicen, fuera lenguaje común entre el "populacho porteño". De todos modos, siempre nos quedan los tangos y algunas poesías de Borges.
¿La cazaste, Roberto?
:-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

roberto -

Gracias Miriam. Una cosa nueva que sé.

rosarigasino -

entonces más bien es un "estás listo" o como también dicen ahora "fuiste"

lo del mal no lo escucho tanto

definitivamente creo que tenemos una gran carga tanática: fuiste, mal, listo, mató mil (o 30 mil), mató, estroló...

y "curtir" de dónde viene? de curtir un cuero?

eMe -

Definitivamente, el "listo" significa un "cajoneo" inmediato del asunto. Yo, en cambio detesto el "mal". Pero no el mal de "evil" por opuesto al sacro bien. Me refiero a "mal" como finiquito sobreabundante de frase circunstanciales: "Lo gritó mal", "Lo tiró mal", "Se lo mandó mal". Para no entrar en el tema de "Se cag.. mal", no me imagino a nadie "bien" invadiendolo todo con sus flatulencias. Que asco.

rosarigasino -

avivando giles?

de los "nuevos lunfardos" a mí el que me repugna es el "listo", esa forma universal de terminar cualquier intercambio verbal, como si de mutuo acuerdo se hubiera logrado resolver algo y en forma definitiva, cosa de la que ningún argentino es capaz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres