Blogia
LiteralMente

Supongo, de mañana...

Supongo, de mañana... Quién sabe, en lugar de dilatar el levantarme y terminar haciéndolo a cualquier hora, debería considerar el dejar de pensar en tí y en tu risa que lo ilumina todo, tan intrusiva como mi primitivo jazmín.
Debería levantarme de una vez y sin embargo permanezco en mi obsesiva imagen de algo que nunca tuve.
Y si te llamo...
Me levanto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jose -

No dejes de pensar en lo que no puedes dejar de pensar. Es imposible. Como mucho, creo que podrías compensar, equilibrarlo con otros persamientos... Un juego de energías.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres