Blogia

LiteralMente

CONFIESO


Admito que he construído mi mundo
pequeño sin pretensiones,
poblado de unos pocos líneas
que a veces riman
y de historias de trapecios guerreros
que vencen al mal que se refugia
tras las murallas del odio
al indefinido, al castrado
al que emerge del país sin normas
adonde todo da lo mismo, con el mandato
de ahogar el alma de quien se oponga,
la guerra es con ellos.
Pero el amor puede más, siempre,
por eso hoy confieso al que quiera leerme
que mi amor no es de novela amarilla,
que te he amado con lo más genuino
de mi corazón alado y de las flores
que crecen a la vera del río
en la luz que establece la senda del que corre
y todos los caminos que llevan al bien.
Sin pretensión de nada te amé
y aunque no deslice en lo cotidiano
mi amor será eterno en lo que yo dure
porque hemos besado la afinidad de los adolescentes.

ENCUENTRO


Mirada abisal,
acaso me hallaste
en esta mañana
de primer rocío
que anuncia de a poco
que se va el verano.
Me has vuelto a mirar,
con verde granate
del fondo del mar.

NOCTURNO



Como esa flor de pétalos desvelados
que dura una noche y desvanece
cuando el sol se bate con la sombra
y en el último minuto prevalece.
Así es el día pero no la flor
como el verso que es sin vos
-el poema que no lees-
flor sin luz, luz sin flor.

TAL ES TU GRANDEZA



Tal es tu grandeza ¡Oh Príncipe de Paz!
Que de ti dan testimonio
los sin esperanza desechados,
los demonios.
Tú eres el Hijo de Dios
profesan cuando ante ti huyen
de las pieles de los hombres que liberas
y poder das a tus hijos
para abolir las potestades.
Grande entre los que viven, del monte bajas
con una ley nueva
de amar primeramente a los que no nos amen.

MI SUCESO

Mi suceso radica en que te he amado
y quizá en que, a veces, tú me amaras
encontrarte adonde el agua se hace lecho
ser profeta de tus idas y llegadas
es el logro de grandeza en mi atalaya.
Mi victoria, que me vieras simplemente
que tu canto dedicaras fue mi gloria
y qué palma llevaré sino unos versos
que son tuyos, día a día, hora a hora.

AGUA

Todas mis miradas fueron tuyas
y te quise
con la ingenuidad del agua que baja de los riscos
del agua nueva
que sin reparos nutre la planicie y desvanece
en agua entera
y brota mansa de un corazón cuenco
que agua espera.

PROMESAS DE AMOR


 
Son las promesas de amor incumplidas
mariposas crucificadas contra la pared
no pierden su belleza ni colores
mas en sus vientres no resbala el viento.
Así muere el amor, de a poco
en lenta agonía de alas estaqueadas
sin ansias de libertad, abiertas a la nada.

CADA MAÑANA

Cada mañana renuevas tus bondades en mi vida
se hace presente tu amor en los detalles
como si no tuvieras otra cosa que hacer más que amarme.
Y si caigo en el sendero que conduce
al abismo vertical donde mora el desechado
Tú me rescatas y doblegas la mano del que contra mí contiende.
Tú no entregas a los hijos que doblan rodilla en el desierto
aunque sus pies hayan resbalado en la bilis del engaño
envías a tus ángeles al rescate de los que te conocen
y gritan en el mundo que Jesús es el Señor
como pequeños espejos replicantes de luz sagrada.

CAPRICHO DE ÁNGEL

CAPRICHO DE ÁNGEL

No se trata tal vez de valentía
no le temo a nada, bien lo sabes.
Será que no puedo dejar de mirarte
con la pérdida de tiempo que ello implica
que de todas maneras ocuparé si no te miro
en tratar de adivinar en qué estás ahora,
en este minuto, en este instante.
Así elijo seguir mirándote
todas las horas un rato
por otras ventanas en tanto me crecen alas
y espero otra consigna de lo alto,
mientras con sonrisa sulfilada en el rostro
te preguntas si es amor o mero capricho de ángel.

CORRE


(À toi, pour toujours)

Las piernas son para correr en el verde
¿Puedes dudarlo?
Aunque todas las estaciones
se te cuelguen del tobillo
sean las coyunturas tu línea de largada
y tengas que arengar a los pies en su sordera,
cada bendito día de tu vida ¡Corre!
que el sol acudirá en la piel
con el color de los atletas.

MEDIO AMOR


Sabes que pude observarte
cuando decidiste conservar tu modo
de medio amor a secas.
De preservar esquemas viejos
que te hacen salvo en tu mente
y marcharte otra vez
sabedor de que yo no iba a resignar
mi pleno amor de perla
guardada en su caparazón inmune
porque no sé de grises.
Pude ver tus hombros anchos
de prusiana belleza
y pensé que ibas a voltear
para mirarme.

PURO AZUL

PURO AZUL

El amor es del color de la flor de ese jardín
que crece inadvertida hasta que un día
reparas sin poder creer que algo tan bello
estuviera allí. Amas el añil en su pureza,
tocas sus pétalos
y tus dedos se tiñen de horizonte.
La besas con tu aire
y rezuma la piel el puro azul.
La dejas
pero has cambiado para siempre.

ALGO

Algo tiene que pasar. Algo se anuncia en el aire
de este febrero que huelga.
Seguro eres tú con tu insana insistencia
de retener veranos en párpados inmunes
a otra estación. Tú verano eres
y acaso pienses que si otra vez al tiempo engañas
podrás saltearte algún equinoccio
y el invierno tornará en nominal, indiferente.
Será que espero verte a la vuelta de la esquina
aunque rehúya la calle que nos pertenece.
Será que esta brisa destemplada
avisa que todos los veranos que se fueron permanecen.
Será que tengo que volver al mar este verano
sin temor a enfrentar la falta de tus ojos que estremece.

PORQUE AHORA ME RESULTA EVIDENTE

 
Porque ahora me resulta evidente
que no es cuestión de superar tu sombra
o querer vestir a todos con tus trajes
que sólo a vos te quedan,
tan alto, tan elegante.
No se trata de un recuerdo
reducido a una galanura que no se apaga
creo te quise como no podía
hasta exhalar lo último que tuve
para no caer en el castigo
de la flagelación del aire
debí conformarme a lo que existe
y para no morir en la carencia de tus ojos
tomar sólo pude
falsos tesoros de verdes humedales.




CUANDO EL TIEMPO SE PONGA DE RODILLAS

Son tus ojos un recuerdo
del color que toma la plata
cuando el aire la toca a destiempo
y tornan cetrina la mirada
si al pasar evocan otros veranos.
Cuando el tiempo se ponga de rodillas,
dorada luciérnaga, podremos mirarnos
y tus ojos otra vez serán del verde que amo.

ÁNGEL CON VARA

ÁNGEL CON VARA

Es posible lanzarse al mundo de nuevo
con un par de alas rojas por todo armamento
y el mandamiento de no dirigir mirada
adonde están tus ojos de savia fresca,
de no beber de la niebla de tus labios
ni escuchar al rey de corazón duro
mentir al oído con sus maravillas.
Como aquél que extendió su mano
en las aguas color de mis alas
y las abrió para que pasen muchos
tengo ante mí un desierto aprendido
y en la mano derecha la vara de Dios.

COMO EL AGUA CON EL AGUA



La risa nos ha puesto en distintos planos
no puedo reir contigo y tú de pronto
ríes displicente tras un vidrio rugoso
que deja ver de ti lo que los demás quieren.
Yo en cambio río cuando el viento me devuelve
trozos pequeños de espejos que cortan a veces
y otras me hacen cosquillas en las comisuras
Ah, si la risa se juntara como el agua con el agua
al costado del camino cuando llueve.

EXTRA COMERCIUM

Como si la vida fuera otra cosa que lo frívolo
el puro alimento de lo que no perdura
piensas que eres parte de un selecto mundo.
Escudriñarte una y otra vez, hacer espejos
de cuanta superficie te cruce
para comprobar que estáx "trendy"
que los músculos guardan perfectas proporciones
y que el pelo en el sol luce sus nórdicos reflejos.
Como si tu máscara fueras tú y lo que crees
que la gente de ti espera, nada. Nada eres
un invento que cuesta mantener harto caro.
Te excusas de mirar hacia adentro porque sabes
que un desierto de desamor de a poco te devora
por eso es que prefieres el sentir que es más seguro
si se tiene el montón de dinero donde verlo pueda
todo el mundo, que se sepa que de en manera alguna
te afecta que unos besos estén tan fuera de comercio.

MISERICORDIA Y JUSTICIA

Quién está tan limpio
como lluvia de cristales de Versailles
para pedir como justicia
la aniquilación del otro.
Quién no suma cuentas que pagar
en los bancos de la moral
quién tiene los libros en orden
Por eso clamo Tu Misericordia
para entender que la verdadera Justicia
inexorable viene de tus manos.

COMO DALIAS

COMO DALIAS

Entonces nos amamos como dalias
en el vértice de tus besos
son los míos
en la esquina de tus manos
mis caricias
en la punta de tu aire
mis suspiros
una ronda sin final
de amor en pétalos.