Blogia
LiteralMente

PLANTA DE MONEDITA

Entre los surcos
labrados por la ausencia
crece la nueva esperanza
huyendo del norte falso
a dónde vive
dulce y fatal trampa
la planta de monedita
de tus ojos
en la que no puedo
volver a caer.
Porque si los miro
seré la ofrenda
de tu altar
profano
ultimada
por el filo viril
de tu mirada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres