Blogia
LiteralMente

Salmo 0

Salmo 0

Salmo 0 (a mi Padre)



Amo la brisa que viene del río,

me remonta a los tiempos primitivos,

cuando no había animales marinos,

o reptiles arrastrándose libres,

ni jazmines de verano y de trinos.

El espíritu aleteaba en las aguas,

y no había nada, pero todo era,

y el hombre por venir era perfecto,

con albedrío libre, pero sin fortuna

su caída y salvación ya prefijadas,

por el Padre que todo lo previno.

Así dicen los exégetas antiguos,

tres personas que al fin devienen una,

haciendo en el mundo ingeniería,

de amor, de perdón y de justicia.

Esta brisa de oriente que me arropa

como el abrazo del padre, me reenvía

al siempre verde que cubre los senderos,

a la infancia primera, al amor pleno

que guía la insurrecta vida mía,

restaura en cada falta el derrotero,

en constante amor de padre sin medida.








¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres